La Energía Solar es inicialmente, limpia y confiable

En la primavera de 1958 Gerald Pearson, un físico de los Laboratorios Bell realizó uno de los inventos más notables de nuestros tiempos: construyó la primera celda solar.

Posteriormente, otros dos científicos refinaron el descubrimiento de Pearson y crearon la primera celda solar capaz de brindar energía a un equipo eléctrico común y corriente.

La habilidad de aprovechar el poder ilimitado del sol ha sido uno de los más importantes avances tecnológicos de nuestros tiempos.

Hoy en día, la tecnología de las celdas solares ha avanzado enormemente permitiendo que los costos del sistema se reduzcan a un nivel que permite a todas las personas alrededor del mundo, producir electricidad limpia y confiable.